InigoEtayo

Posts Tagged ‘videoclip’

Britney V.S. Britney [Don’t hold it against her]

In Crítica, Música on 23 febrero 2011 at 9:34

 

¿Cómo he podido dejar pasar el tiempo sin hacer una crítica de este videoclip? No tengo ni idea pero ya no se aguanta más.

Britney Spears nos muestra un adelanto de lo que será su séptimo álbum de estudio, Femme Fatale, con este grandioso videoclip dirigido por Jonas Akerlund, coreografiado por Brian Friedman y protagonizado por Britney Spears y Britney Spears.

No tengo ni idea por donde comenzar, hay tantas cosas qué mentar… comenzaré por el principio: el meteorito. ¿Quién esperaba eso? Nadie. Aunque recordaba ligeramente al principio de su videoclip “Oops!… I Did It Again”, el comienzo de este “Hold It Against Me” presenta perfectamente y con un sentido pleno el videoclip.

Un elemento imposible de no comentar antes de pasar a rasgos más estilísticos y tal es la excesiva publicidad que hay en este video siguiendo la moda actual de hacerlo: la crisis está ahí para todos, parece. Hay una grans aturación de product emplacement, y algunos más cutres que otros: es normal ver un primer plano de Radiance y bastante común ver el nombre SONY por doquier pero… ¿y esa toma cutre de esa red social CUTRE? Ponerle a Britney un cristal de swarovski no le da glamour.

 

Sin embargo la estética es increíble, muy Akerlund mezclando el detrás de las escenas con el producto final, muy tecnológico y agobiante, justo la sensación que se quiere dar. Me encanta el detalle de que en alguna ocasión haya desfigurado la cara de Britney para transmitir unas sensaciones acorde con el momento concreto del videoclip y el momento “labios sueltos” al más puro estilo “Rocky Horror Picture Show”.

 

Por otro lado está el baile que tanto vendió Brian Friedman, el cual es imposible de criticar porque ha sido recortado totalmente del videoclip. Tenemos algunas escenas montadas y retocadas al principio que tienen muy muy buena pinta, y el baile final… que tiene una pinta bastante sosaina. ¿Conclusión? No opino hasta verlo entero (si eso ocurre en algún momento).

 

Pasemos ya, de una vez por todas, al momento cumbre del videoclip: el break. No solo por su fuerza, ni por su estética, ni por su originalidad: por su sentido. La verdad, esta parte creo que es la que da un sentido al vídeo y lo hace,en mi opinión, brillante. Tiene una simbología super clara y que pone los pelos de punta. Ver a Britney Spears peleando contra sí misma, sacando los dientes y las uñas, mientras, en otra toma presentada por una Britney con sonrisa de payaso, esperpéntica, es ella quien dispara pintura, quien “escupe” a su propio pasado (ver como ataca al video de “Baby One More Time” me hace sentir como si viera una herejía pop) pone los pelos de punta. Y, encima, ver cómo ambas escenas terminan con el mismo gesto de cansancio y vencimiento, sobre todo la Britney de la pintura que acaba empapada de colores tras un ataque den histeria y desesperación, hace ver que realmente están relacionadas y quieren transmitir el mismo sentimiento.

 

En resumidas cuentas, este video muestra el mundo interior de Britney Spears: llega, vence, cae por su enorme peso, reniega de su pasado y de sí misma hasta odiarse y, después, resurge. Brillante metáfora de la fama y del conocerse a sí mismo con una estética inmejorable, una coreografía bastante buena y una canción que completa todo. Además, Britneye stá espectacular vestida de novia volante. 9/10

Anuncios

If I Had You – Adam Lambert

In Crítica, Música on 15 junio 2010 at 17:28

El artista salido de American Idol ha estrenado ya su 3º single de su gran “For Your Entertainment” que sacó en noviembre del año pasado 2009. El video no está disponible para insertar, así que supongo que no se verá. En ese caso, entrad en Youtube y desde ahí podréis verlo.

El video presenta un estilo dificil de definir: es un cruce farandulero/circense/bohemio con toques salvajes y puntitos rockerillos. Interesante cuanto menos.

La estética es muy impactante por muy difícil de definir que sea; desde luego, los detalles están asegurados: tenemos sombreros de copa, caras pintadas, rastas por doquier, pinchos y cuero y alguna bengala… todo esto entre humo y hogueras que le dan un toque muy wild.

Pero sin duda lo que más me ha gustado ha sido el tratamiento de los colores. El rojo, el morado, el verde y el amarillo ocupaban situaciones diferentes como si de un cuadro se tratara: podía estar Mr Vozincreíble Lambert de color rojo que el fondo estaría verde. Esto me ha recordado a la escena de Los Aristogatos de la canción “el gato Jazz”, porque, en efecto, esa mezcla de colores que permanecen individuales, sin mezclarse vamos, es muy de antro de jazz, y ese rollo a mí me gusta.

Estos efectos de luz, junto a las vestimentas extrañas y la poca luz que se aprecia, da un poco sensación de cartel de película de serie B de miedo de los 50, y amí eso ¡también me gusta! Y no podemos olvidarnos de esas iluminaciones extrañas compuestas por los focos que enfocan a cámara y las bengalas. Todo un caos estético muy agradable y misterioso.

El momento coreografía me ha encantado porque porfín todos los cuerpos que ocupaban la pantalla se han movido a la vez y han dado un poco de relajo visual a mis ojos por tanto desorden de gente. Además, a mí las coreografías me encantan y creo que siempre quedan bien y dan mucha fuerza a la imagen.

Y para qué hablar del temazo “If I Had You”, sigue la línea del álbum: pop con toques roquerillos y arreglos ochenteros con una voz INCREÍBLE que pone de punta la piel de cualquiera. Único fallo: el final. Esa mirada queda fatal además de que se le queda una cara al amigo Adam bastante cómica y poco atractiva…

Con este disco Lambert se está luciendo, grandes canciones, grandes videoclips (sin excepción) muy buena estética ambigua y ecléctica de estilos y su voz, su Voz.

Ale – Alejandro

In Crítica, Música on 8 junio 2010 at 18:48

Ya se ha estrenado el nuevo videoclip de Gaga.
Ha logrado saturar Twitter y llenar mi timeline de mensajes y opiniones admirándo el trabajo de la artista. “Alucinante”, “buenísimo”, “lo mejor de Gaga”… todo halagos a la nueva moda del pop que, desde luego, siempre da de qué hablar.

Yo lo he visto maravillándome de todo lo visual que el video contiene (que analizaremos más tarde) y después he ido a comentalro al msn. Cuál es mi sorpresa cuando me entero de que el video tiene una historia y un sentido y que está clarísimo cuál es. Y yo, como bobo, le he dado otro visionado para ver si lo pillaba.

Nada. Que no, que no lo pillo. No entiendo qué tiene que ver una monja, con una orgía y con un entierro. Podréis sacar todas las teorías y las simbologías más extrañas y cogidas por pinzas que queráis, pero yo no veo nada y no creo que haya conexión. Por muy bueno que se,a creo que lo único que hace Gaga es pensar con esa lúcida cabeza que tiene (y es en serio) las situaciones más ocambolescas, contradictorias y raras (y si son polémicas o tocando temas sensibles, mejor que mejor) y juntarlas con su vestuario y su circo de Haus of Gaga. Pero dudo que tenga un significado, sinceramente.

Y a mí eso ME GUSTA, qué queréis que os diga. No creo en la simbología en el arte. No creo que el arte sea explicable… no creo que solo pueda gustarte Alejandro en su totalidad si entiendes que el ataúd simboliza el luto tras haber terminado con él o que la orgía es ella experimentando el sexo tras el final de su relación. No, hijo, no; en mi opinión así no van las cosas.

Este tipo de arte (el del mundo de lo audiovisual) se forma, a mi forma de verlo, mediante cosas bellas y estéticas que pueden tener significado (y casi siempre lo tienen) pero que éste pasa a un segundo plano, y más en materias musicales como un videoclip o una performance donde el juego de las tomas, velocidad (no puede durar mucho) etc etc son cruciales. Es decir (lo aclarlo que sino trae polémicas…): el arte audiovisual expresa sentimientos-experiencias etc. por medio de unas imagenes que CASAN entre sí de forma bella y con una estética fija y muy calculada y determinada por muchos elementos (luz, sombra, ángulo, velocidad) que ayudan a transmitir unas sensaciones físicas, que son, después de todo, los que se quieren expresar.

Vale, vayamos por partes. Me ha encantado la coreografía (¡POR FÍN!! ¡TRAS MIL VIDEOS DE GAGA, HAY UNA COREO ESTÉTICA Y BONITA!), me gusta, y sobre todo en el momento en que Gaga baila con los cabezafrailes y la cámara se eleva con un movimiento de grúa pasando de un plano recto a un plano más general desde el aire. Es mola, fuerza, estética, muy visual todo.

Me gusta la coreografía del momento “sexo en 3 camas” (no puedo no decir que me recuerda a la actuación de Breathe On Me de Britney, aunque la de ésta era más sensual y menos… explícita). Mola y queda bien con la velocidad de corte de toma, aunque, repito, es demasiaod explícita para mí. Me mola mucho también la escena de ella en traje y que se realiza con flashes NEGROS (sencillo pero genial) a ritmo de la música, al mismo ritmo al que entran los bailarines vestidos con fetichistas trajes militares (bonito detalle).

Un punto a favor de todo es la estética en general, medio elegante medio gótica, con mucho contraste y poco luz pero muy fuerte. Muy bonita, y mucho más cuando se le añade el detalle de la nieve a las tomas oscuras en blano y negro. Un puntazo.

Debo hablar del remix del video. Con Telephone todo el mundo se quejaba de que se había cortado demasiado la canción, desdibujándola y haciéndola difícil de seguir. Tenían razón. Pues parece que Gaga ha tratado de evitarlo… y se ha ido al otro extremo. Este remix que dura 8 minutos se me ha hecho espesito. El instrumental del principio (el violín que de normal dura como 10 secs) se ha hecho demasiado largo y pesado, estaba deseando que comenzase de una vez a hablar la chica para que se callara el dichoso riff. De hecho, este “rollazo” de intro ha hehco que ya haya ido con malas intenciones al resto del video.

El momento “break” sintético de ella bailando sola con los flashes negros (repito: geniales) se hace lentillo y de hecho es ya casi al final de la canción, cuando parece que va a acabar, pero no… aun queda esa parte rara y que acabe la canción real… un poco espeso, y eso que me encanta la canción.

En resumen, un GRAN video. Este sí es su mejor video, y no Timophone. Un vídeo muy artístico y estético, como a mí me gusta. Eso sí, no pega NADA con la canción: simplona y medio infantiloide. El video le da una relevancia que, en realidad y a primeras, no posée, pero bueno.

Como nota polémica diré que los fans de Gaga “no se merecen” esto porque dudo que sepan apreciar la calidad artística de esta Gaga. Muchos seguís a la artista por sus canciones electrónicas y bailables fáciles, porque lleva ropa ridícula y porque va de diva, pero trabajo como éste demuestra que ella está muy por encima de eso y que su trabajo es mucho más “normal” y bueno de lo que muchos creen (pues creen que es la mejor en tonterías y no la estiman en lo que de verdad es buena).