InigoEtayo

Glee finale in Broadway

In Cine, Crítica, Crítica, Música on 25 mayo 2011 at 18:21

Hoy he podido ver el último episodio de Glee, ese en el que va a “Nationals” en NYC. Obviamente si no lo has visto no sigas leyendo porque voy a destripar todo.

Nos enfrentamos al útimo capítulo de la desastrosa segunda temporada de Glee, donde más que una serie musical sobre talento y voz se ha convertido en un escaparate para los artistas del momento o para las viejas glorias que quieren ser recordadas. A mí me encanta Glee y he de reconocer que esta segunda temporada me ha entretenido, pero ha dado un bajón espectacular. No solo en guión y trama, que si antes ya casi no tenía imagináos ahora…, sino en lo referente a la banda sonora. Abuso de autotune, coros casi inexistentes, canciones poco originales y poco trabajadas y, esto ya es personal, la casi inexistente presencia de la increíble voz de Mrs. Lea Michele.

La cosa mejoró con el capítulo de más de una  hora de duración, el de Born This Way, donde, lejos de ser por esta canción (volvemos a lo escaparatista que se ha vuelto Glee, sobre todo para Lady Gaga que ya ha aparecido 2 veces) las tramas se agitaron y despertaron y dieron lugar a una especie de plot point intenso de la serie que nos dio esperanzas súbitas.

Desde ese capítulo la serie ha mejorado enormemente, ¿problema? que solo hay 2 capítulos más hasta el último así que la alegría nos ha durado poco. De todas formas este capítulo, aunque sosuno y bastante menos espectacular que el de la temporada 1, ha estado muy bien y ahora os explicaré el por qué (MÍ por qué). Allá va.

Este capítulo trata del viaje de Glee Club a Nueva York. Ahí todos, pero sobre todo mi querida Rachel, quedan extasiados por la cultura musical de la ciudad, por su grandeza y por su romanticismo. Obviamente me he sentido identificado con esto. Así, Rachel, junto al único compañero que le podía entender, Kurt, protagoniza un momentazo musical en el capítulo: el solo en el escenario REAL de Wicked, el musical. Esto ha sido un gran punto a favor, porque la serie ha perdido en esta temporada algo que me enganchó desde el primer capítulo allá por el 2009: su aroma a Broadway. Se ha dejado llevar por éxitos del momento olvidándose de la intención con la que comenzó. Echaba de menos ese aroma cutre pero lleno de glamour que tiene el musical clásico. Gracias por recuperarlo.

Otro momento épico hecho para mí: la cita de Rachel y Phinn. Ese guiño que han dedicado a la comedia americana de los 80/90 me ha tocado hondo. Ha sido taaan grande ver ese puente de Central Park que en tantas películas hemos visto… los diálogos, las actuaciones (genial Phinn), la ropa, la orquesta final… me ha encantado.
El show en sí… MEEEEC! ERROR. No me ha gustado. Ha sido taan soso. Ninguna de las canciones mereía haber pasado ni el concurso de regionales. ¿Dónde queda el Bohemian Rhapsody? ¿Dónde queda el Don’t Stop Believing? En la basura, porque en este capítulo final no se han esforzado nada en hacer algo wow.

Otra cosa que no me han convencido han sido las cancione soriginales, demasiado actuales… quizás es el nuevo tono de Glee pero todavía sigo estancado en ese tono broadwaiano que he dicho antes. Esperaba temas más clasicos.

En resumen, ha estado muy bien, superando a casi toda la 2º temporada, pero nada que ver con ese último de la 1º temporada. Ah, sí! Y Darren Criss… que no lo quiten de la serie anda, que ha salvado toda esta season y a muchos que conozco les daría un patatús 😀

Who Run The World? (Flop) – The Video

In Crítica, Música, Uncategorized on 19 mayo 2011 at 10:37

Lo siento, igual es un poco cruel el título pero es que necesitaba hacer la gracieta. Espero que no ofenda a sus fans, que encima la canción está subiendo ya en las listas después de este video.

Tras esta aclaración declaratoria de principios, analicemos el vídeo. Primero de todo adelantaré mi opinión: me ha parecido genial. Me ha encantado.

Cuando leí que iba a ser un video larguillo dije uf, entre que la canción no me gusta nada y que encima odio los vídeos largos, jamás entenderé esa moda que hay ahora de sentirse estrellas del Pop que hacen cine de autor… #not, pues pensaba que ni podría terminar de verlo. Perto sí, y se me ha hecho corto si no llega a ser porque, repito, la canción me parece más fea que pegar a un padre.

Aunque el tema “fin del mundo” ralla ya lo sobreexplotado, este video está hecho para mí. la estéwtica está muy muy cuidada, mezclando fin del mundo en plan desiertos y animales dominando pero a la vez mecla un poco con toques bélicos, un poco de revuelta social (VIVA la #spanisshrevolution, por cierto) y revoluciones tipo la francesa. Ok igual estoy sobreanalizando… pero los coches calcinados, policia antidisturbios y banderas rojas al más puro estilo Los Miserables pues, qué queréis que os diga, me gusta.
Aunque el vestuario no me ha gustado nada, esperaba ropa más… de fin del mundo… rota, sucia, más urban y no tan diva y en ocasiones hasta Gaga (¿en serio era necesario ese vestido rarísimo con uñas de metal lamiéndose en gesto obsceno?), la parte artística de este videoclip me parece increíble. El punto de vista de muchas tomas, muy bajo a veces y muy amplio, que es como a mí me gusta. Además, hay una toma muy breve que me ha encantado, que es en la que Beyoncé está en la arena tirada, toma que está  invertida verticalmente, increible.

Y bueno, para terminar… las coreografías y tomas de baile grupal. ¡¡Cómo me gustan estas tomas! Son taaaaaaan musical.  La primera en la que Bey baila sola con todas sus compañeras acompañándola al fondo me ha parecido bestial. Y el baile final tiene ángulos muy buenos que permite darle mucha sensación al baile grupal. Las coreografías son buenas, no son coreos tipo “Me Against The Music” pero bueno, comienzo a resignarme de que jamás veremos coreos de ese palo nunca más. Además Bey baila de una forma muy bonita.

Ok, críticas. Allá voy.

Bey cada día parece menos ella, cada día más blanca y más rubia. En este vídeo a veces parecía Shakira-kira.

Además, el tema “¡¡arriba las chicas, abajo los chicos… uuuhh!!” me parece un poco… infantil. Además, la idea del video es bastante “What A Girl Wants” (de Xtina Aguilera, por si hay dudas) meets the end of the world, pero bueno.

Le doy un 8/10 porque, quiera o no…, este video es de una canción y si no tolero la canción es imposible ponerle más.

Baby I was born…. which way?

In Crítica, Música on 28 febrero 2011 at 18:55


Otro vídeo de Gaga sin sentido alguno. Ah perdona, que es… ARTE ALTERNATIVO.

Hay tanto que no sé por dónde empezar, como siempre. Gaga acaba de estrenar “el video de la década y de nuestra generación, aquel que nos va a cambiar la vida”, hoy mismo. El tema, de la que opiné hace tiempo, es un upbeat popero chicle que recuerda la Madonna de los 80 con sintetizadores actuales.

A ver por dónde comienzo. Las intro del vídeo de casi 2 minutos, esa que *ESPERO* que recorten en todos los canales musicales. Me ha parecido genial, muy buena, aunque MUY desagradable. El recurso de usar el espejo para evitar imágenes mórbidas ha resultado, pero aún así me ha parecido bastante grimoso. Sin embargo, me cansa mucho su discurso sectario. Parece que su único público son los littles monsters, seres descarriados, marginados y feos, que necesitan de una mamuchi que les cuida y le diga lo guapos que son. NO. Eso no me gusta y me cannnnnsa, ya basta Gaga, ya-basta. Hay más mundo que tus fans obsesos, acuérdate de él. Pero, a pesar de ser excesivamente larga, me ha parecido muy buena intro.

¿Qué pasa después? Que cuando comienzan los sintetizadores te das cuenta de que, por muy negro que sea el fondo, por muy grave que hable y por muchas tonterías que diga, sigue siendo una artista pop comercial y se te olvida que estás en la intro de El Señor De Los Anillos y te preguntas hasta qué punto está prosituyendo un estilo al otro. Pero bueno, comienza la canción y vemos a Gaga bailar en un fondo negro. Pasan 2 minutos y seguimos viendo a Gaga bailar en un fondo negro – a veces hay imagenes de MAMÁ MONSTRUO- pero después vuelve el baile. ¿¿En serio?? ¿¿Nadie le ha dicho a Gaga que baila tan mediocre que hasta Britney en las primeras fechas de su gira Circus bailaba mejor??

En mi opinión ha sido un error ENORME dedicar el 70% del vídeo al baile y al retoceo de Gaga con sus bailarines. Eso dejádselo a Britney en “I’m A Slave For You” que lo sabía hacer, pero a Gaga no por Dios que daba un poco de lastimilla… En fin que hasta que no llega el final no para de haber imagenes sugerentes de gente maquillada (o tatuada…) de esqueletos, mucha sustancia viscosa y colores muy oscuros sí, para que parezca más profundo y artístico. Todo lento, sin coherencia ni ritmo.

De pronto llega el final: una toma de una calle con humo de colores que nadie, NADIE, sabe qué tiene que ver con el vídeo. El ser en cuestión se pone a hacer movimientos con unos guantes blancos, no Gaga… NO ERES Michael Jackson, y vuelve al humo: una imagen muy muy muy bonita, lástima que dure 4 segundos. ¿Después qué lo corta? Una cara extraá con dientes de Madonna. WHAAT THE FUUCK Gaga? ¡¡¡Osea no tiene sentido!!! No posee linealidad, ni sentido con el resto del vídeo ni nada de nada.

En resumen: un video ABURRIDO, plano, centrado en una Gaga mediocre (EL BAILE). El principio y el final serán muy bonitos y “artísticos” y uuuh, pero no tienen sentido, no pegan con NADA y son excesivamente largos, es decir: sobran. Le pongo un 7/10 por estas razones. Dudo que lo vuelva a ver alguna otra vez. Creo que Gaga se ha olvidado del verdadero mensaje de su canción, debería hacer menos tonterías “alternativas” y más mensajes de humanidad, amor, hermandad e igualdad que DE ESO va la canción: no de little fetos con sus madres protectoras, ni de partos repulsivos ni calaveras asexuadas. Ala, os dejo con lo único que me ha encantado del vídeo: